dilluns, 19 de març de 2007

Sí los que hablan mal de mi, supieran lo que pienso de ellos, todavía hablarían peor. G. Marx